¿ Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?.                                                                                                                Texto e ilustraciones Raquel DR.  Editorial Thule


Carlota estaba harta del rosa y de ser una princesa. Carlota no quería besar sapos y por supuesto le horrorizaba que al besarlos se convirtieran en príncipes azules. ¿ para que quería ella a un príncipe azul?. Ella se preguntaba porque no habría princesas que cazaran dragones o volaran en globo. Carlota quería ser una niña no una delicada flor de pétalos que se marchitaran de aburrimiento.